Columnas Amado

La bomba de tiempo kirchnerista

By 3 mayo, 2011

“(…) Cada ciclo dura un kalpa; ciertas ilustraciones clásicas pueden ayudarnos a concebir estos períodos casi infinitos. Imaginemos una montaña de piedra de dieciséis millas de altura; cada cien años la roza una tela finísima de Benares. Cuando ese roce haya gastado la alta montaña, no habrá pasado un kalpa.”

Borges y Alicia Jurado / Qué es el budismo

En la Argentina, ocho años equivalen a un kalpa. A la luz de nuestra historia reciente, el ciclo kirchnerista, que continúe o se termine en octubre, es de largo plazo. La originalidad de que ese largo plazo concluya sin catástrofes terminales, sin muertes, hiperinflaciones o desempleo, lo hace aún más notable, extendiéndolo a casi dos kalpas.

Sin embargo, ese extenso ciclo transcurrido sin calamidades no parece generar ningún a priori favorable hacia el oficialismo por parte de la mayoría de los analistas. Las profecías no cumplidas no solo no perturban la construcción de otras nuevas, siempre apocalípticas, sino que parecen confirmarlas. El ¨veranito¨, el ¨gobierno por un año¨, la ¨bomba de tiempo¨ que le iba a explotar a Cristina apenas asumiera, el ¨fin de las reservas¨, dejan lugar a otros deseos, disfrazados de análisis objetivos.

El amigo Mocca desmenuza uno de ellos, una nota de Vicente Palermo, en su muy recomendable artículo La catástrofe como argumento.

Escribe Palermo: “Una de las ventajas (de que gane Cristina) es que le explotaría al actual gobierno la bomba de tiempo que, sabiéndolo o no, se ha dedicado a montar. Sobre todo en la economía, pero también en la política del mundo kirchnerista, se puede escuchar el ominoso tictac de un explosivo que será un desafío mayor a la gobernabilidad cualquiera sea el triunfador de octubre”.

Concluye Mocca: “Gane quien gane, dice Palermo. Lo que equivale a decir que la elección no cambia el futuro, piedra angular del discurso antipolítico que ha causado estragos en el país y no solamente en el país.
Las crisis políticas no son tsunamis que desata la naturaleza. Son producto de la acción -o la inacción- de hombres y mujeres. El anuncio de desgracias cuyas causas no se explicitan roza con la manifestación del deseo a favor de que efectivamente se produzcan. Si se prevé la catástrofe, tal vez la actitud más digna sea explicar su naturaleza y llamar a conjurarla, aun con el riesgo de no ser entendido. De otro modo, la catástrofe termina por convertirse en un pobre argumento político hijo del resentimiento y la impotencia.”

Dejar un comentario

  • Rinconete dice:

    Ojo, yo también.

    Pero, como la de la tortura durante los interrogatorios a sospechosos, esta es una pregunta abierta.

  • NAGUS.info dice:

    Yo siempre pensé que ese papel era de elBosnio (puedo imaginarlo claramente en la posición de loto), pero al parecer la candidatura está abierta, como a Jefe de Gobierno en BA.

  • Rinconete dice:

    Amigo Sergio

    Para seguir con el budismo, tengo que confesar que al leer al compañero Uturunco sentí un satori, ese ¨fenómeno de intuición instantánea equivalente a lo que sentimos al percibir de golpe la respuesta a una adivinanza, la gracia de un chiste o la solución de un problema.¨

    ¿El Uturunco será nuestro bodhisattva?

  • NAGUS.info dice:

    Mi estimado Rinconete, gracias por el recuerdo de Borges y su admiración al Budismo, si no recuerdo mal esa frase la expresó en la Facultad de Filosofía y Letras en el año 1976 (muy setentista lo tuyo), les recomiendo busquen el audio que circula aún por Internet, fascinante!

    En esa misma charla, además de explicar un kalpa menciona el concepto de kōan, práctica budista para despertar las mentes de los novicios a nuevos pensamientos. Los kōan pueden ser disparadores geniales o soberanas boludeses, dependiendo sólo del oído que la asiste. Durante mucho tiempo me preocupé leyendo los comentarios apocalípticos del coro estable, pensando que se trataban de kōan que no lograba descifrar por mi incapacidad intelectual (para dar un claro ejemplo Nuestro Libre Albedrío), pero hoy me quedo con el ejemplo de Messi dado por Don Uturunco que es más esclarecedor que un monje Zen.

  • elbosnio dice:

    Ricardo: En Alfonsin son ganas de ganar, en Kirchner era una ambicion desmedida por el poder buscando prolongar su impunidad.

    Solo es parecido para quien recibe dinero del jefe de gabinete.

  • Rinconete dice:

    Ricardo

    "Desde que murió Néstor Kirchner, es difícil encontrar un candidato tan entusiasmado en la persecución del poder"
    Lo dicho, el Soldado Chamamé, Carlitos Balá y Piñón Fijo se quejan de que los politicos intenten robarles su fondo de comercio.

    Anónimo

    El Estado de No Catástrofe (ENC por sus siglas en español) es otro de los trucos de este gobierno polpotiano para que no nos demos cuenta de las catástrofes reales que van ocurriendo a nuestro alrededor.

  • Anónimo dice:

    Ahora q lo leo escrito acá entré en pánico Como hacer para vivir en estado de No catástrofe ???Es un estado nuevo
    La mesa de autoayuda deberá incorporar un psicólogo urgente a la izquierda y de paso un dietológo también a la izquierda porq no nos van tan mal y estaremos gorditos

  • Ricardo dice:

    Si no presentan causas, datos para explicar la catástrofe, se trata de una expresión de deseos y nada más.
    En otros casos directamente califican (descalifican) y se dan por sobreentendidas las causas del calificativo. Como Pagni hace una semana: "Para muchísimos observadores, argentinos y extranjeros, el Gobierno es una calamidad". Ajá. ¿Y por qué, che?
    Pero bueno, uno es masoquista, continúa leyendo y entiende que todo es un chiste cuando el pelado analista dice: "En Alfonsín pugnan dos fuerzas. Una, las llamativas ganas de ganar. Desde que murió Néstor Kirchner, es difícil encontrar un candidato tan entusiasmado en la persecución del poder".

    Yo pensaba que solo Reymundo Roberts escribía libretos humorísticos en La Nacion.

  • Rinconete dice:

    Unfor

    ¿Una manera de atenuar la eventual derrota opositora con un ¨está todo calculado, es mejor así¨?

    Compañero Uturunco

    Es un comentario que merece un post.
    Ocurre lo mismo con El Quijote, que fue escrito por su autor como una burla a las novelas de caballería y sin embargo la crítica persiste en tomarlo como una obra maestra, o con Casablanca, un film de propaganda que miles de fanáticos (ignorantes de las verdaderas intenciones de sus productores) siguen defendiendo como una película esencial.

    La gente no sabe nada y cree cualquiera.

  • Anónimo dice:

    El gobierno se ha caracterizado desde sus inicios por tener las peores intenciones. Que le salga casi todo bien tiene que ver con un inexplicable viento de cola que lo favorece en sus acciones y repercute en su alta popularidad. Pero busca destruir el pais. Hace poco, llego a mi conocimiento que el pibe Messi cuando tira al arco, apunta a la tribuna, sin embargo aparece primero en la lista de goleadores. A no dejarse engañar por estos embaucadores! Uturunco

  • Unfor dice:

    Ciertos comentaristas afectados por ese resentimiento andan mucho con ese argumento últimamente por los blogs.