Columnas Amado

El Partido Único

By 17 mayo, 2011

Al parecer quienes bregan por terminar con el terrible régimen del bipartidismo, responsable de todas las calamidades que asolaron nuestro país desde la epidemia de fiebre amarilla hasta los telemarketers, tienen un nuevo socio en la batalla. Con un poco más de suerte y algo más de convicción, el radicalismo debería estar en condiciones de terminar con el bipartidismo, desapareciendo como fuerza política y transformando al peronismo en Partido Único.

El amigo Sergio afirma en un muy buen comentario a un post anterior ¨(…) y prefiero más una alternancia a la española, que las épocas del PRI mexicano¨.

Pocos partidos tienen una imagen más deplorable que la del PRI mexicano. Sin embargo el Partido Revolucionario Institucional , además de ser un maravilloso oxímoron, fue el partido conservador más inteligente de America Latina. Logró desactivar por completo a los militares como corporación política y evitó la personalización del poder (el caudillismo no nos asusta, a nosotros ultrakirchneristas a sueldo, pero solía asustar a la gente civilizada). Cada nuevo candidato contaba con un solo período presidencial para brillar antes de ser condenado por su delfín al escarnio público, a la invisibilidad política y a una confortable embajada.

Es sin duda un sistema atroz en lo absoluto, pero comparado a los regímenes de Videla, Stroessner, Pinochet o Don Porfirio Díaz, tiene grandes ventajas.

De cualquier modo, volviendo al comentario del amigo Sergio, yo también preferiría el bipartidismo aunque en el fondo, si solo subsistiera el peronismo (cosa que veo poco probable ya que la fuerza de la UCR no radica en el carisma de Sanz, en la aguda mirada de Morales o en la cara de Giudici sino en el sinfín de comités que, llueve o truene, siguen funcionando en toda la república), también lo tendríamos. Salvo que al interior del partido.

En qué diferiría un país en el que disputan el electorado un Massa contra un Rossi, un Duhalde contra una Garré, un Rico contra un Abal Medina de aquel otro en donde Obama lo disputa a McCain. ¿Existen diferencias tan abismales entre el hawaiano y el ex-combatiente o entre el Partido Demócrata y el Republicano?

Hago esta pregunta con la esperanza de que los lectores de la MAK pueden armar una respuesta inteligente, profunda, pertinente y divertida para brillar en las cenas con amigos.

El General, un gran documental de Natalia Almada sobre su bisabuelo, Plutarco Elías Calles, fundador del PRI.

Dejar un comentario

  • La GreekMAK está funcionando a full. El año pasado, un amigo mio estuvo haciendo turismo por Europa, y cuando fue a visitar la Acrópolis, no pudo llegar porque un piquete de afrogriegos tenían cortado el camino reclamando contra la tercerización laboral.
    Con un poco de paciencia, les enseñamos a cantar la Marcha completa y todo.

  • Rinconete dice:

    Sergio

    Que está pasando con la GreekMAK?

    No sé, pero quien te dice podríamos organizar la reunión de la MAK por allá para analizar el ajuste griego frente a un Retsina frío, un poco de tarama y un poco de queso feta (feta verdadero, no como el que te venden acá que es cualquier cosa. Y que querés si Moreno te cierra la importación, que querés…).

    Si bien Mikonos no está padeciendo la crisis particularmente, propongo analizar la posibilidad de encontrarnos ahí.

    Total, de acá a que elbosnio organice la cena tenemos tiempo de dar la vuelta al mundo de la crisis.

  • NAGUS.info dice:

    La MAK lo hizo!

    Finalmente sucedió, nos “indignamos”. Era sabido que la MAK mantiene células dormidas en diferentes puntos del planeta, USA, Francia, Bosnia… pero sólo faltó mencionar el bipartidismo español para despertar –con furor inusitado– al comando gallego (los Hermanos MAKana), reclamando que se abra el juego democrático a la representación ciudadana más allá del PP y el PSOE.

    Aquí también se coordina un acampe de la MAK para reclamar su reconocimiento, pero como no tenemos fecha disponible en el Obelisco (ya estaba reservado por los QOM, los excombatientes que no combatieron, y los excluidos de Gran Hermano que ahora tendrán que laburar) por lo que decidimos sumarnos en la Puerta del Sol, y de paso concretamos la reunión con una tapas y vino riojano (pero del otro, OJO).

    PD: la célula del país del norte (la bigMAK) nos dará noticias pronto.

  • Rinconete dice:

    General

    ¡¿No le llegaron las remeras?!

    No quiero pensar que elbosnio se quedó con la plata del envío.

    Sería el fin.

  • Lo de la Hipótesis de la Reina Roja me mató, la compañera Iris es brillante. Con estas contribuciones, la MAK se va a volver una leyenda en la blogósfera, algo así como un blog de culto.
    Tal vez no figuremos en el top 40 de NTVE pero ya puedo imaginar los clubes de fans y los muñequitos de rinconete y elbosnio, junto con los de la guerra de las galaxias en las comiquerías.
    ¿Para cuando las remeras de la MAK?

  • elbosnio dice:

    Yo padezco en carne propia el fenomeno de la reina roja.
    Por no correr lo suficientemente rapido, no logro evitar rotar como un boludo alrededor del eje de la tierra, ni tampoco logro evitar desplazarme alrededor del sol como si fuera una piedra sin vida.
    Entiendo el concepto que si quisiera quedarme quieto deberia moverme, y mucho. Pero, quizas por pereza, nunca lo hice.

    Por suerte, muchos otros tampoco lo hacen. Cada mañana me reencuentro con la misma manga de perezosos; Ahi estan el encargado del edificio, el diariero, el mozo del bar, y muchos otros, que solidariamente se negaron a moverse para no moverse.
    Cuando dejo de ver a alguno pienso ¨aqui hay un energico que ha decido no moverse¨.

  • Es que estuve de mudanza. Las veredas de Mauricio me ocasionaron tal ataque de melancolía que decidí cambiar de barriom y con el tema de la mudanza y de la caida de Blogger anduve medio desconectado. No le cuento lo que fué el síndrome de abstinencia de la MAK.

  • Rinconete dice:

    General

    Estábamos preocupados. No entendíamos su silencio. Elbosnio llegó a pensar que siendo amigo personal de Strauss-Khan, tal vez había tomado a mal el post que lo mencionaba.

    En todo caso, veo que está de acuerdo con la Hipótesis de la Reina Roja, desarrollada por la compañera Iris. Nosotros también.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Hipótesis_de_la_Reina_Roja

  • Hablar del bipartidismo en USA es como hablar de la Liga española de fútbol: a veces gana el Barcelona y otras veces gana el Real Madrid, pero en definitiva son dos equipos que juegan al fútbol. ¿Cuál es la diferencia?
    En el caso de la Liga norteamericana, las diferencias entre la política exterior demócrata y republicana es insignificante. Los demócratas han iniciado guerras que las continuaron los republicanos y viceversa. ¿Cuál es la diferencia entre Teddy Roosevelt (republicano) proclamando el derecho de los Estados Unidos de ejercer la función de policía internacional (doctrina del "Big Stick") y Barack Obama (demócrata) ordenando la ejecución extrajudicial de Bin Laden?
    Es razonable entender que esto funciona así en una sociedad que no considera necesitar grandes cambios, por lo tanto los presidentes se eligen de acuerdo con la cara que tengan, como en Gran Hermano, ya que, al igual que en GH, no se les exige que cambien nada, solamente se les pide que GANEN. Mauricio Macri tambien entiende asi la politica, él hubiera sido un gran jugador de GH…

    En un pais periférico, las necesidades, y las aspiraciones de la sociedad, son de cambios profundos. Distribución del ingreso, Inclusión, Derechos Humanos, Juicio y Castigo, Patria Grande Latinoamericana, son algunas de las demandas más o menos explícitas de nuestra sociedad. Un presidente que quiera mantener las cosas como están y llegar al fin del mandato sin demasiados cambios es un fiambre desde el vamos, y si no que le pregunten al suegro de Shakira.

    El día que finalmente tengamos una Argentina Justa, Libre y Soberana, puede ser que el bipartidismo nos sirva para algo. Mientras tanto, como diría Maradona, que la sigan chupando.

  • Rinconete dice:

    Resumiendo el argumento sergio-bosniano: lo que la democracia republicana necesita es la posibilidad de la alternancia. No la alternancia en sí.

    Esta noche lo voy a usar durante la cena. Si no quedo como Tocqueville, es para desesperar de mis amigos…

  • NAGUS.info dice:

    Mis disculpas por la demora en participar, pero estaba enmarcando el post en el álbum familiar. Ayer junté a los vecinos para mostrarles que donde dice “Sergio” se refieren a mi… ahora me dicen Don.

    Mi posición es de coincidencias con lo ya expuesto. La alternancia no es un beneficio en sí misma, la posibilidad de alternancia si. El bipartidismo no es un beneficio en sí mismo, de hecho el Peronismo y el Radicalismo no creo que alcancen para conformar un bipartidismo, un partido (singular o plural) progresista/socialista y otro conservador/capitalista, si. I Have a Dream, y es votar a un político que se pronuncie de izquierda (aunque suene fuerte) en un partido que izquierda y (lo más raro) que al ser elegido gobierne con ideología de izquierda –IMPORTANTE: antes de repetir esto en la mesa familiar, reemplace “izquierda” por el término que no atragante a la tía con la papa pay, convirtiendo la velada en una desgracia por la que será excomulgado–

  • elbosnio dice:

    Iri, en el acto de Filmus en el Luna el recordo que durante la crisis del campo algunos le sugirieron frenar un poco para consolidar todo lo ganado (creo que lo dijo en primera persona del plurar). La respuesta de ELLA fue "el que se detiene, retrocede".
    No sabia, hasta hoy, que citaba a Lewis Carrol.

    Lo que decis que hace falta estoy de acuerdo, pero todo eso ocurre con mas frencuencia cuando existe una amenaza cierta de reemplazo.
    Incluso para disciplinar tropa propia, como dice Barullo.

    Es demasiada exigencia pedirle a cualquiera que se sienta monopolico en algun servicio y que se esfuerce por mejorar cada mañana. Prefiero que de ese esfuerzo dependa su futuro y entonces tener su propio interes colaborando con el mio.

  • Rinconete dice:

    Iris

    Es cierto, pero en el caso del kirchnerismo, la sensación de peligro externo siempre fue benéfica. No solo porque une la tropa propia, como señala Barullo, sino porque dan lo mejor de si bajo presión:
    http://mesadeautoayudak.blogspot.com/2010/12/la-olla-presion-k.html

  • Barullo dice:

    A mí me parece que la amenaza externa une a la tropa.

  • iris dice:

    Más que la percepción de la competencia lo que mantiene vivo un proyecto es el nivel de exigencia de la población para que avance ( y la capacidad del ĺíder de mirar atrás,para ver si todavía lo siguen) y la magnitud de la amenaza de un posible retroceso.
    Es como decía la Reina Roja en el cuento de Lewis Carroll: "hay que correr muy rápido para permanecer en el mismo lugar". Y para avanzar hay que correr más rápido aún…

  • Rinconete dice:

    La percepción de competencia es lo que nos está faltando…

  • elbosnio dice:

    Yo creo que lo que es bueno para la republica es la posibilidad de la alternancia. No importa si gana siempre el mismo, pero existe un segundo como opcion real de sacarlo.

    La percepcion de competencia genera una mejora en el comportamiento.

  • Rinconete dice:

    Iris

    Estamos de acuerdo. Pero, ojo, también los conservadores están de acuerdo.

    No escucho a Mariano el Latinista o a Morales Solá escandalizarse porque Macri se presente nuevamente y no recuerdo que hayan llamado a votar por Bordón-Chacho en el ´95 para permitir esa alternancia virtuosa que nos convertiría en un país serio.

    La ¨alternancia¨ es como el ¨consenso¨. Son nociones huecas que solo aparecen porque el gobierno no les es afín. Cuando Cavallo exigía que el Congreso vote una ley en el día o cuando Lopez Murphy dió aquel discurso incendiario, ninguno de los republicanos que hoy lloran porque Cristina no esperó una opinión no vinculante del Senado antes de echar a Redrado, pidió diálogo con aquellos que no estaban de acuerdo.

    Al contrario, para La Nación o para Grondona eran políticos de raza, tipos duros pero justos que hacían lo que se debía hacer sin tener en cuenta la politiquería ni las presiones sectoriales.

  • iris dice:

    La idea de que la alternancia es buena en sí misma es una tontería que supone que la "calidad institucional" depende de que ningún liderazgo se consolide. Y es que para mantener el statu quo no hace falta un líder, ni continuidad. Cualquiera que sea elegido no hace más que servir de mascarón de proa a los verdaderos poderes ,que no se someten a lecciones y no tienen mandatos limitados.
    En cambio los intentos de transformación más o menos populares dependen de liderazgos firmes, de las marchas y contramarchas inherentes a un proyecto, y de la reacción conservadora siempre deseosa de una "alternancia" que devuelva todo atrás…