Sin categoría

Así fue la Gran Cena de la MAK Merthiolate & Gasa

By 27 noviembre, 2015 1.335 Comments

Preocupado por la victoria de la revolución de la alegría y el suicidio masivo de los partidarios de la confrontación, la falta de diálogo y el miedo al censista, nuestro Maestro de Luz Elbosnio, el Sri Sri Ravi Shankar del kirchnerismo de salón, dio curso a la Secretaría de Guateques, Cuchufletas y Cachondeos (la ya legendaria SeGuCuCach, por sus siglas en inglés) liderada por Nagus el Magnífico para que organizara una Gran Cena de la MAK Merthiolate & Gasa el miércoles 25 de noviembre, en honor a San Dubricio, obispo cuya vida ejemplar lo iluminó en la suya.

Ante la nueva ausencia de María Amelia, la escribana de la MAK, no pudimos establecer fehacientemente el número de fin de ciclo, lo que nos permitió argumentar que todavía no llegó (nuestra novedosa condición de opositores nos conecta con cierta esencia radical y formalista). Luego leímos el Orden del Día que estableció la imperiosa necesidad de contra con uno y lamentamos la ausencia del Inye, Nuestro Hombre en La Plata que nos dejó sin Crónica de la Rosca Bonaerense


La dolorosa ausencia de Mabel, líder de la Rama Femenina de la MAK, fue algo compensada por la luminosa presencia de Helenita, Lauravi , Graciela B. y la compañera de ruta Verito.

Para nuestro Maestro de Luz, el primer paso después de la ducha fría de la derrota es esperar y ver, y sobre todo no imitar la oposición del indignado. Por mi lado recomendé un muy buen post del amigo Mendieta y, como me suele pedir mi editor Seba de Toma, también recomendé el mío.

Sobre la derrota y sus causas también escribieron los amigos Jarma y Gerardo Fernández.

Alguien mencionó la continuidad de Lino Barañao en el gobierno de Macri y frente a los pedidos de fusilamiento sumario intentamos buscar alguna respuesta más acorde con estos tiempos de diálogo, consenso y diálogo.

Para Contradicto, la ciencia se define como una catedral y Barañao es un escolástico. No es un “hombre del proyecto” sino un hombre de un proyecto científico que apoyó el kirchnerismo.

Nagus se asombró de que “los mismos tipos que se reían de que mandábamos un lavarropas al espacio ahora le piden a Barañao que siga”. “¡Claro, cambiaron el discurso después de agujerear el barco!” gritó Osky mientras le proponía al General que buscaran las armas largas en el baúl de su auto (como hacía fresco y ninguno había traído chalina finalmente lo dejaron para otro día).

“¿Y qué pasa si Barañao hace todo lo contrario de lo que hizo hasta ahora o no le dan presupuesto?” preguntó un compañero, casi tan ofuscado como Osky.

“Si no hace lo que queremos es fácil, dejamos de apoyarlo. El dilema es si hace lo que queremos: ¿apoyamos un ministerio con el riesgo de apoyar al gobierno al que nos oponemos?”, se preguntó nuestro Maestro de Luz.

Para Contradicto la continuidad de Barañao es una hábil maniobra de Macri para jugar al diálogo y el consenso. Opiné que probablemente sea así y que justamente no deberíamos ser menos hábil que él. Oponernos a la continuidad de un ministerio que apoyamos hasta ahora porque lo propone Macri es tan absurdo como cuando los radicales no apoyaron el fin de las AFJP que siempre denunciaron, porque lo proponía CFK.

Olvidando a Lino y los lavarropas espaciales, Contradicto explicó que el próximo paso es consolidar el poder legislativo y eso es lo que se está negociando. “2017 está a la vuelta de la esquina”, explicó y Osky corrigió: “falta un año”.

“El poder no es una pirámide, es un sándwich, los poderes que apoyaron a Macri son demasiados, de ahí la opción por varios ministros de economía. Mientras tanto en el FPV nos tenemos que unir.”

Nuestro Maestro Elbosnio opinó que así como el FPV lo sedujo en el gobierno ahora espera que lo seduzca en la oposición. Para Contradicto hay que hacer como hace nuestro Maestro de Luz con Apolinario en el blog (comentarista que para Contradicto no es más que un invento del Maestro de Luz): escuchar y dialogar con Apolinario para convencer al resto.

Fue en ese momento que nos dimos cuenta que justamente hablábamos sin interrupciones. Efectivamente la ausencia de Dani, Interrumpidor Oficial de la MAK y el silencio de Matías, su joven Padawan sumados a la ausencia de Tom Slick, Acotador Compulsivo de la MAK generó ese pequeño milagro.

Para nuestro Maestro, la victoria de Macri es una gran oportunidad para seguir apoyando el poder del Estado. “Hay que seguir opinando, por ejemplo, que la alternancia no es un bien en sí mismo, si quieren 30 años de Macri que lo tengan. Hay que seguir sosteniendo que la expropiación de Clarín sería un gran paso adelante aún con Macri como presidente, seguir apoyando que nos espíe con la SUBE.”

Para demostrar que no sólo leyó Susy Secretos del Corazón en su juventud, y bajo el aplauso entusiasta de los presentes citó al conocido Inspector de Mercados de Aves de Corral: “Prefiero empoderar a Macri que a los poderes no electorales, recordemos siempre lo de “…qué Dios detrás de Dios la trama empieza”.

El amigo Barban agradeció a los militantes de la MAK que fiscalizaron en la segunda vuelta y a la militancia en general, que durante las tres semanas posteriores a la primera vuelta encontró el mensaje: hay dos modelos de país. “Ese mensaje nos dejó a 2 puntos de la victoria y casi logró revertir lo que parecía una derrota cantada. En los próximos 4 años necesitamos que eso se exprese sin que seamos percibidos como los que ponemos palos en las ruedas. Tenemos que hacer política, no futurología apocalíptica”.

Alguien preguntó si Vanoli, presidente del Central, debía renunciar como pide Macri. Teniendo en cuenta que la reforma de la Carta Orgánica del Central apuntaba a promover, además de la estabilidad monetaria y la estabilidad financiera, el empleo y el desarrollo económico con equidad social y eso en “en el marco de las políticas establecidas por el gobierno nacional” no parece razonable contar con un presidente que confronte con el Ejecutivo.

En definitiva, la MAK no apoyaría que Vanoli se atrinchere en el Central junto a Luli Salazar, aunque nos reiremos con pasión de nuestros amigos del PRO, entusiastas de la independencia del Central que se opusieron a la nueva Carta Orgánica, cuyo primer gesto es pedir la renuncia de su presidente porque no sería lo suficientemente independiente para reemplazarlo por Fede Sturzenegger, ex diputado del PRO.

En respuesta a otra consulta, esta vez sobre Gils Carbó, opinamos que su caso es bastante diferente. Como señaló Barban, se trata de un cuarto poder creado por la reforma del 94 y no hay razón alguna para que renuncie. Macri podría invocar su falta de independencia o incluso una supuesta militancia K que no por irreal dejaría de ser indignante, aunque viniendo de quién nombró a uno de sus legisladores como jefe de fiscales de la CABA podría ser tomado como un elogio.

Barban mencionó que La chica que nos gusta habló de “conducción colegiada del PJ” (“¡Hay conducción y hay PJ!” gritó Osky, por primera vez en la noche, desbordante de optimismo), y para Barban de eso se trata ahora. “No hay que hacer lo que nos hicieron, no creo en el tacticismo, en aferrarse al sillón. Ahora hay que trabajar desde el Congreso. La MAK es un espacio que se creó en la adversidad, la 125, el 2009, la muerte de Néstor. En algún punto la derrota nos fortalece. No tenemos que entrar en el negocio de la predicción, tenemos que hablar del presente y de lo que haríamos. Tenemos que hacer política”

“¡Nace La Barban!” gritó el amigo Robi, mientras agitaba servilletas y pañuelos.

Gerardo Yomal señaló que “la militancia de estas semanas fue increíble, colectiveros, amas de casa. Incluso es alentador lo que pasó en La Nación, en donde los propios periodistas se despegaron del editorial que exige terminar con los juicios por crímenes de lesa humanidad”.

Para nuestro Maestro de Luz, al contrario, el editorial de la Nación nos corre la cancha: “El poder quiere un gobierno amigo pero lo prefiere débil. De ahí que Clarín hable de Juliana Awada y el trabajo esclavo o Pagni explique que la mitad de los votos de Macri son prestados (una afirmación algo asombrosa). Los medios presionan a todos.”

Para Robi desde la oposición podríamos intentar operar inteligentemente, ya que en su opinión el fin de la guerra sin cuartel lo hace posible. Para nuestro Maestro, en cambio, erosionar a Macri con la ayuda de TN sería un error, “hay que empoderar la figura del presidente, sea CFK o Macri”.

Un sufrido compañero porteño explicó que hicimos una buena elección en la CABA (45% en la comuna 4), lo que nos da una buena base para empezar a construir de cara al 2019 contra la reelección de Horacito.

Barbán continuó su prédica: “decir que se viene la noche estuvo muy bien durante la campaña, ahora ya no”. “Servirá a futuro, cuando ocurra lo que anunciamos y podamos decir como mi vieja: ¡viste que te dije!” comentó Osky. 

El compañero Dan sugirió utilizar las técnica del judo: sembrar señalando lo malo y cerca de las elecciones en vez de “te avisé” meter un “cambiemos”.

Un compañero joven (en la MAK los hay, es importante aclararlo) explicó que en la CABA hicimos una campaña boba, “denunciamos el metrobús de Juan B. Justo y cuando la gente vio que viajaba más rápido Macri ganó por partida doble”. “Esa oposición no sirve de nada”

La compañera Marcela denunció la interna pejotista y se quejó por haber perdido frente a un candidato que no sabe hacer ni una oración bimembre. Nuestro Maestro de Luz y Barban se miraron azorados y preguntaron si desconocer lo que es una oración bimembre es igual de grave que no saber construirla.

Ale, psicólogo de la MAK y líder del kirchnerismo de diván, opinó que el kirchnerismo nos hizo volver a la política, nos dejó un resorte que si nos comprimen saltamos. “Hay que contrarrestar la subjetividad del boludo alegre”, concluyó.

Para el amigo Pablo hay que tener cuidado con el “¿viste? Te dije”, al contrario, hay que acompañar, dialogar.

Barban acordó con él, “no hay que ponerse el cassette del dirigente (sí, el abuelo Barban habló de cassette) sino trabajar la empatía para escuchar y lograr la epifanía”.

“De acuerdo, pero ¿qué hacemos con el tachero energúmeno?” preguntó una compañera. “Esa es una batalla que no hay que dar, está perdida de entrada”, explicó nuestro guía Barban.

Graciana, hada madrina de la MAK que rechazó una invitación a 678 para ese día porque había prometido venir, explicó que cuando todavía no la reconocían por la calle ella solía hacerse pasar por una militante del PRO y elogiaba todo tipo de calamidades que llegarían con Macri.

Ante algunas preguntas de compañeros referidas a los fallos de la Corte sobre YPF o la ANSES, Graciana explicó que durante los primeros años el kirchnerismo avanzó en ciertas reformas y logró una buena Corte pero después “no seguimos con las reformas y nos empantanamos con Stiuso & Co.”

“Hay que explicar las consecuencias del fallo de Lorenzetti: no va a haber ni 82% móvil ni PROCREAR”

Sobre la campaña consideró que el trabajo de la militancia de base fue increíble y que, en muchos casos, la dirigencia no estuvo a la altura de ese trabajo. “No estoy dispuesta al PRO-Peronismo ni a dirigentes perucas pavoneándose junto a mi amigo Mauricio”. Consideró además que Scioli tiene que tener su lugar en la dirigencia.

Con placer recibimos la visita del joven Nico Baintrub, hijo de Baintrub, socio fundador de la MAK que dejó de venir, cansado de recibir cadenazos e insultos debido a su condición de radical. Nico trajo a un amigo macrista que se fue encantado (ante el optimismo de Nico, nuestro Maestro de Luz explicó que seducir a un macrista después de la victoria del PRO es como traer un desfibrilador una vez que el paciente falleció).

Así nos va.


Foto: a la salida del Círculo Salvavidas, nuestro Maestro de Luz Elbosnio (con una canasta de empanadas frozen) reparte los nuevos uniformes makistas para la clandestinidad, junto a Barban, Contradicto, Graciana y Nagus. Detrás, de arriba hacia abajo y de derecha a izquierda, el General, Ale (el Psicólogo de la MAK), Osky, Canilla, Bigote, Matias, Robi, Tom, Helenita, Leo, Lauravi, Graciela B., Russian & Maby, Seba de Toma y Julia Olijnyk, GEM, Nico Baintrub, Safi y Camporita, Saubidet, Omar, Verito, Diegohc y miles de otros participantes cuyos nombres no llegamos a anotar.

A mí por supuesto no me busquen. El fin de ciclo nos impide llamar a un fotógrafo y debo recurrir nuevamente a mis modestas habilidades con mi vieja Leica.

Dejar un comentario 1.335 Comments