Notas MAK

Crónica de la Semana, domingo 8 de julio del 2018

By 8 julio, 2018

Termina otra semana trepidante en la que no tuvimos lluvia de inversiones pero tampoco Pobreza Cero, es decir, una de cal y otra de arena. Además, como bien lo explicó Mauricio Macri, “sé que a muchos les está costando, pero éste es el camino”, es decir que el camino es que le cueste a muchos.

Con valentía, el presidente agregó que “una de las cosas que también trabajamos es que no haya más comportamientos mafiosos que le cagan la vida a los otros” y señaló como una de las mafias a combatir a la “industria de los juicios laborales”. Al parecer, los abogados que lograron el extravagante fallo del juez Griesa merecen el respeto de nuestro presidente- al punto tal que decidió pagar 9.000 millones de USD en efectivo a los fondos buitre- mientras que a los abogados que defienden los derechos de los trabajadores los considera caranchos. Una honesta declaración de principios.

Macri continúa así una noble tradición de denuncia contra los abogados laboralistas, aunque sin la pasión de otras épocas. Recordemos que la dictadura cívico-militar hizo desaparecer al carancho Norberto Centeno y a varios de sus colegas, seguramente para evitar que le siguieran cagando la vida a los trabajadores. Centeno fue el autor fundamental de la ley de contrato de trabajo de septiembre de 1974, modificada durante la dictadura, el menemismo y la Alianza, con la famosa ley Banelco, y que Cambiemos también busca cambiar.

Macri hizo un llamado a los ciudadanos pidiendo que cada uno diga qué puede aportar, un gesto que no dejó indiferente a la periodista seria Silvia Mercado, quién apoyó con entusiasmo esa iniciativa. Entendemos el entusiasmo de Silvia, cada uno tiene que decir qué está dispuesto a aportar. Los exportadores de soja y quienes fugaron más de 80.000 millones de USD desde el inicio del gobierno de Cambiemos ya dijeron que no aportarán nada así que lo mejor es que sigan aportando los jubilados y los asalariados. Como dice el presidente, otro camino no hay.

Por su lado, luego de ser increpado por Mirtha Legrand sobre las dificultades económicas que padecen las mayorías, el nuevo ministro de Energía Javier Iguacel explicó que “en 43 años, toda la vida, siempre, a los argentinos nos costó llegar a fin de mes. No es cierto que esto sea una situación de hoy”. Pasamos así de poder vivir mejor, como prometía la campaña de Cambiemos, a vivir tan mal como siempre. Lo extraño es que según una persistente letanía oficialista, durante la larga noche kirchnerista la gente vivía mejor por culpa de una “fantasía” de consumo que no podía durar “eternamente”. El paradigma Iguacel señala que en realidad esa fantasía de mayor consumo no es más que una fantasía y vivíamos tan mal como ahora. Creemos que para evitar estas penosas contradicciones, Cambiemos debería contratar los servicios de un coordinador general de excusas. O incluso dos.

El economista mapuche-iraní Mariano Kestelboim señaló que en los primeros 2 años del segundo gobierno de CFK (2012 y 2013), con el cepo vigente y las prohibiciones a la remisión de utilidades, ingresó un 27% más de Inversiones Extranjeras Directas que en los primeros 2 años de Macri (2016 y 2017). Muchos se asombraron de que el mejor equipo en los últimos 50 lustros no lograra la tan anunciada lluvia de inversiones aunque debemos reconocer que sí consiguió bajar sueldos y salarios como todos esperábamos. Veamos toda la película y no nos quedemos en una foto. Digamos todo.

Con respecto al modelo económico del mejor equipo, algunas voces amigas empiezan a dudar de sus virtudes. “Pecamos de ingenuidad, no era consistente el plan”, señaló el empresario Eduardo Costantini y agregó que fue “exagerada” la desregulación del flujo de capitales y que “gastamos la que no tenemos”. Efectivamente, gastaron la nuestra.

Ocurre que la derecha de siempre solía supeditar el desarrollo del país a la timba financiera, en cambio la nueva derecha de los jóvenes maravilla en chupines y zapatillas… ¡Caramba, qué coincidencia!

Por último, para contrarrestar las críticas que señalan la asombrosa inactividad de la Oficina Anticorrupción a lo largo del gobierno de los contratistas del Estado, las offshore y los conflictos de interés, Laurita Alonso anunció que en el juicio contra CFK y Lázaro Báez por obras públicas en Santa Cruz, la oficina que dirige con ahínco llamará como testigos al ministro Iguacel, la Mentalista, Stolbizer, Lanata, Wiñaski y el arrepentido televisivo Fariña. La ausencia de Gaby, Fofó y Miliki generó un cierto asombro en el mundo de la #JusticiaFabioZerpa, de máxima creatividad.

 

Todo lo que quieran pero ya no le tenemos miedo al censista.

Imagen: Oficiales de La Cámpora imprimen falsas boletas de luz con aumentos escandalosos en el centro de cómputos del Instituto Patria (cortesía Fundación LED para el Desarrollo de la Fundación LED).

Deja un comentario