Notas MAK

Crónica de la Semana | Domingo 7 de abril del 2019

By 8 abril, 2019

Termina otra semana trepidante en la que no tuvimos lluvia de inversiones pero tampoco Pobreza Cero, es decir, una de cal y otra de arena. Además, como explicó Nicolás Dujovne, “lo peor de la crisis ya pasó”. Debe ser cierto, lleva más de dos años repitiéndolo.

El Riesgo País, sin embargo, no debe haber escuchado al ministro de Hacienda o, aún peor, tal vez lo escuchó y no le creyó, porque subió por encima de los 800 puntos. Se trata del aumento del índice establecido a partir del Indicador de Bonos de Mercados Emergentes del J.P. Morgan (el ex empleador del antecesor de Dujovne y ex compañero de ruta de Libres del Sur, Alfonso Prat Gay). Al parecer, algunos inversores extranjeros empiezan a dudar de la posibilidad del Estado argentino de honrar las deudas que tomó con frenesí desde hace 3 años. En rigor de verdad, como escribimos junto al Maestro de Luz Elbosnio en Nuestras Voces, la Argentina ya está técnicamente en default, sólo el préstamo del FMI (más bien un aporte de campaña a Cambiemos) permite que no tengamos que reconocerlo.

Para distraernos de tantas calamidades surgidas en dónde el mejor equipo de los últimas 50 kalpas tenía expertise, es decir, la economía, la ministra Bullrich decidió seguir con su incansable lucha contra los terrorismos imaginarios. Luego de la guerrilla mapuche-iraní, que durante algunas semanas puso en peligro la integridad territorial de nuestro país con la ayuda de temibles arsenales generosos en serruchos oxidados y rollos de alambres, la ministra detectó una sucursal del Hezbolá en Floresta, igual de imaginaria que la guerrilla separatista mapuche financiada por ETA y por la Universidad de las Madres y con similar poder de fuego. Luego de haber pasado 22 días en prisión y haber perdido sus empleos por ser peligrosos terroristas, los hermanos Axel Ezequiel Abraham Salomón y Kevin Gamal Abraham Salomón fueron liberados.

Para compensar ese vacío en el rubro del terrorismo imaginario, esta vez le tocó a una pareja de artistas chilenos, invitados a realizar un taller en el marco del Congreso de la Lengua en Córdoba. Ambos fueron apresados en Buenos Aires luego de haber dejado en el hotel una batería que usaron en el evento que llevaron a cabo y que la policía tomó por una bomba. Estuvieron 48 horas incomunicados y, como los hermanos Salomón, también fueron durante un par de días fueron peligrosos terroristas. El juez a cargo de la investigación dictó la falta de mérito para tratar de ganar un poco de tiempo y apostar a que esta nueva capa de la torta Rogel del antiterrorismo imaginario de Cambiemos sea tapada por la próxima víctima, tal vez una pareja de catalanes de la rama de ETA financiada por el Corte Inglés o algún integrante de la guerrilla diaguita-cuartetera.

La ministra Bullrich nos protege de los terroristas imaginarios, sólo resta saber quién nos protege de la ministra Bullrich.

En una entrevista asombrosa aún para el estándar generoso al que nos tiene acostumbrados, Humberto Tumini opinó sobre la llegada de Macri al poder. Según el humorista de Libres del Sur, el culpable de la llegada de Cambiemos al poder es el kirchnerismo, ese espacio político que él denunció con pasión durante años junto a Prat Gay, Ernesto Sanz y la Mentalista Carrió. Al parecer, el consumo inmoderado de peyote cortado con Odex tiene efectos colaterales irreversibles,

Según Clarín y La Nación, las elecciones de Río Negro de este domingo en las que ganó el candidato del oficialismo local representan una derrota para CFK ya que el peronismo salió segundo y una victoria para Macri, cuyo candidato salió tercero. La #LógicaContorsionista está diezmando la psiquis de nuestro periodismo serio. La Fundación Alfredo Casero no puede sola, es hora de que todos pongamos el hombro y la ayudemos en su noble misión. El mal es pandémico.

Ramos Padilla, juez federal de Dolores, sigue ahondando en el submundo de nuestra Santa Trinidad, conformada por los medios, la Justicia federal y los servicios. La ex abogada de Leonardo Fariña le entregó los whatsapp intercambiados con el ministro de Justicia, Germán Garavano, para la reunión donde se negoció su declaración contra Cristina Kirchner y los mails que recibía Fariña con “el guión de lo que debía decir”. 

Por su lado, el fiscal Stornelli persiste en no presentarse a la indagatoria de Ramos Padilla. Tiene razón, ¿al no ser kirchnerista, por qué debería responder a las órdenes de un juez?

Todo lo que quieran pero ya no le tenemos miedo al censista.

Imagen: Dos oficiales de La Cámpora accionan el dispositivo para plantar a Fariña en la oficina de Garavano (cortesía Fundación LED para el Desarrollo de la Fundación LED)