Sin categoría

Crónica de la Semana | Domingo 21 de abril de 2019

By 21 abril, 2019 One Comment

Termina otra semana trepidante en la que no tuvimos lluvia de inversiones pero tampoco Pobreza Cero, es decir, una de cal y otra de arena. Además, como bien lo señaló el ministro Nicolás Dujovne en una conferencia de prensa en Olivos junto a sus colegas Dante Sica y Carolina Stanley: “Estamos convencidos de que vamos a ganar la batalla contra la inflación”. Una noticia alentadora.

Mientras los funcionarios anunciaban con cara de sepelio un “pacto de caballeros con los formadores de precios”, el presidente Mauricio Macri filmaba un video casero en el departamento de María y Cacho Bochas explicándoles lo terrible que es que la plata ya no alcance, lamentando los precios por las nubes y asegurándoles que las medidas que anunciaban sus ministros aportarían un poco de alivio. Al parecer, Cambiemos lanzaría medidas para aliviarnos de sus medidas.

En efecto, luego de 40 meses de gobierno, el mejor equipo en los últimos 5.000 años llegó a la conclusión que para controlar la inflación hay que hacer exactamente lo contrario de lo que viene haciendo y que los controles de precios no son esas herramientas perimidas que sólo generan desabastecimiento, según lo que solían opinar sus referentes, al menos hasta la semana pasada. Sólo falta que Macri eche al pobre Miguel Braun, a cargo de la Secretaría de Comercio, lo reemplace por Augusto Costa, creador de Precios Cuidados y lo anuncie durante un acto con La Cámpora en el Patio de las Palmeras cantando “¡Vamos a volver!”.

El “acuerdo de caballeros” no sólo no pudo congelar precios, que aumentaron preventivamente antes de los anuncios, sino que tampoco agradó a los mercados, esa entelequia a la que el gobierno solía supeditar sus decisiones: el indicador de JP Morgan que define el riesgo país llegó a 854 puntos, el máximo desde que gobierna Macri y las acciones argentinas se desplomaron en NY. Todos esperan el lunes para saber qué pasará con las acciones en la bolsa de Buenos Aires y cual será el nuevo conejo que Cambiemos intentará sacar de una galera vacía.

Para aportar un poco de calma, la Mentalista Carrió aprovechó el feriado de Pascuas para alentar a sus conciudadanos a no volver con el Faraón, no volver a la esclavitud: “Cuando uno sale a la libertad, la libertad es un trabajo. Estamos pagando costos por todo lo que nos robaron, pero no hay otra salida.” Lo extraño es que ser más libres implique contar con menos derechos y dejar de robar requiera entregarle la administración del Estado a sus contratistas, blanquear 100.000 millones de USD evadidos, reducir impuestos a los más ricos y empobrecer a los más pobres. Aunque debemos reconocer que sin tener línea directa con la Desatanudos, como es el caso de la Mentalista, es difícil comprender los caminos del Señor, por esencia inescrutables.

Por su lado, advirtiendo que Macri cae en intención de votos mientras CFK sube, Martín Lousetau, ex ministro de CFK y ex embajador de Macri en Washington, un candidato que entusiasma tanto a Lavagna como a Vidal y Urtubey, explicó que “tenemos que construir consensos y ser capaces de racionalizar los disensos”. Una propuesta no sólo notable sino también novedosa. Es por ahí, como diría el senador Pinedo.

Todo lo que quieran pero ya no le tenemos miedo al censista.

Imagen: En el Instituto Patria, una oficial de La Cámpora acciona el dispositivo para aumentar el riesgo país (cortesía Fundación LED para el Desarrollo de la Fundación LED)

Dejar un comentario One Comment

  • Angy Fueyo dice:

    Trepidante alivio!!! No estaríamos detectando para quién o quizá sí. Mi unicornio azul ayer se me perdió y no está en el paquetito que ofrecen los caballeros de la mesa gorila.