Sin categoría

Crónica de la Semana | Domingo 9 de junio de 2019

By 9 junio, 2019

 

Termina otra semana trepidante en la que no tuvimos lluvia de inversiones pero tampoco Pobreza Cero, es decir, una de cal y otra de arena. Además, como bien lo explicó el presidente Mauricio Macri, la “Argentina pasó de la obscuridad a exportar energía”, una noticia alentadora. Eso significa que a diferencia de la larga noche kirchnerista en la que el nivel de actividad hizo aumentar el consumo de energía, ahora que la industria funciona a la mitad de su capacidad instalada, su nivel más bajo desde el 2002, ya no tenemos esa restricción propia de los países en crecimiento y nos sobra energía. Es más, si dejáramos de comer tendríamos mayor saldo exportable en alimentos. Teniendo en cuenta la caída del consumo de leche, pan y carne, no descartamos que ese sea otro objetivo virtuoso del modelo macrista.

Esta semana, Dante Sica, el ministro menguante, no anunció que la inflación empezó a desacelerar su aumento ni que los salarios empezaron a subir. No entendemos qué pasó y estamos un poco preocupados.

Una pieza más se une al armado del peronismo kirchnerista con la llegada de Sergio Massa, un político hábil que luego de dudar mucho, concluyó que la ancha avenida del medio, como el Nahuelito y el Yeti, era otro de los tantos seres imaginarios de los que nos hablan los medios. Como otros ex kirchneristas, pasó de diagnosticar el fin del kirchnerismo y las ventajas de la oposición Davos a apoyar con entusiasmo las iniciativas de Cambiemos para luego denunciar con similar fervor sus consecuencias y, por último, a aliarse con esa CFK tan denunciada.

Tememos que esta decisión le haga perder la inmunidad mediática a Massa como ocurrió con Alberto Fernández apenas fue designado candidato por su compañera de fórmula. No descartamos que en una nueva edición de las Fotocopias de los Cuadernos, el escriba Centeno confiese que vio a Sergio Massa salir de la residencia de Olivos con un bolso marca Primicia del tamaño de medio PBI o que Waldo Wolff recuerde súbitamente que lo vio en el baño de Nisman, junto al comando venezolano-iraní que denunció Eduardo van der Kooy, los dos ninjas invisibles que detectó la pericia de Gendarmería y el sicario que según Román Lejtman envió CFK para asesinar al fiscal. En todo caso, es probable que Morales Solá, el teledoctor Castro o Alfredo Leuco ya no lo consideren un referente político mesurado como hasta ahora.

Hace unos días, Cristine Lagarde reconoció que el FMI subestimó la crisis argentina. Es otra noticia alentadora ya que la misma Lagarde reconoció hace un tiempo que el FMI se equivocó con Grecia y también, antes, con Argentina. Es decir que más allá que lo diriga Anne Krueger, la prima de Freddy, Strauss Khan o Lagarde, hay una sólida continuidad en el organismo internacional en lo que respecta a los diagnósticos errados. Lo bueno es que no por eso las recetas propuestas por el FMI deben cambiar ya que, como todos sabemos, dichas recetas son inmunes a los diagnósticos e incluso a la realidad.

Por su lado, el Dr. Alejandro Fargosi, conocido lobista de las telefónicas y entusiasta operador de Cambiemos escribió hace unos días: “No olvidemos que CFK prohibía mirarla a los ojos. No exagero. Como las reinas thailandesas del pasado.” Así es, en las reuniones de gabinete, por ejemplo, los funcionarios debían hablarle a ella mirándolo a Zannini, lo que complicaba un poco la comunicación porque el ex Secretario de Legal y Técnica, poco avezado en el protocolo de la realeza tailandesa, no sabía si se dirigían a él o a la reina. Y eso no es nada: CFK castigaba con un látigo de cuero de tapir bañado en curare a quienes se negaban a arrodillarse a su paso y pegar la frente al piso. Nos lo contó Alfredo Leuco, al que le quedó la marca del látigo en la pelada.

No por imaginarias las calamidades kirchneristas dejan de ser atroces.

Todo lo que quieran pero ya no le tenemos miedo al censista..

Imagen: En el Instituto Patria, un oficial de La Cámpora acciona el dispositivo para aumentar el riesgo país (cortesía Fundación LED para el Desarrollo de la Fundación LED)

Deja un comentario