Notas MAK

La invasión a Polonia

By 6 mayo, 2020 4 Comments

La invasión a Polonia, un paradigma estudiado en la Anthony Hopkins University y otros prestigiosos centros de estudios, conoció su época de oro durante la larga noche kirchnerista. El funcionamiento era simple: un periodista serio como Joaquín Morales Solá o un escritor independiente como Marcos Aguinis alertaba a la opinión pública sobre un plan tan inminente como atroz: según varias fuentes cercanas a la entonces presidenta, CFK planeaba invadir Polonia. El periodista o el escritor se declaraban anonadados frente a un proyecto tan descabellado mientras la noticia era retomada con premura por colegas de otros medios a través de otro paradigma, el Nado Sincronizado Independiente (NSI), que permite que muchos periodistas independientes lleguen a la misma conclusión pero de forma independiente.

La indignación desplazaba rápidamente al asombro. “¿Cómo puede ser que la Argentina deje de lado su histórica doctrina de no intervencionismo y agreda a un país soberano?” se preguntaba una locutora en prime time. En otro canal, un periodista entrevistaba a una descendiente de polacos que, llorando, se preguntaba como podía ocurrir algo tan injusto como la invasión del país de sus abuelos. “¿Sabe quién invadió Polonia? Sí, Hitler” afirmaba un taxista a su pasajero mientras TN organizaba mesas redondas para escandalizarse sobre el tema.

Azorados, varios asesores aconsejaron a CFK que desmintiera la noticia para intentar frenar los cacerolazos espontáneos que la prensa convocaba a través de las redes sociales. Otros propusieron que la Cancillería inaugurara cincuenta embajadas nuevas en Polonia para demostrar que no existía tal proyecto bélico. Pero, por soberbia o encono, CFK no respondió a sus súplicas.

Al final, cuando la invasión a Polonia nunca llegó, los periodistas y ciudadanos indignados que la denunciaron como inminente se vanagloriaron por haberla frenado.

La invasión a Polonia volvió a ser utilizada con Alberto Fernández y los indultos imaginarios. Retomando declaraciones falsas de una jueza delirante, nuestros medios serios acusaron al gobierno de haber liberado a centenares de presos y planear llenar las calles de asesinos y violadores. Felicitas Beccar Varela, senadora bonaerense y paciente ambulatoria de la Fundación Alfredo Casero para el tratamiento de la psiquis devastada por el kirchnerismo, llegó a explicar que “el peronismo” busca liberar presos con el objetivo de formar “patrullas” para “amenazar jueces y expropiar capital.” Un sonoro cacerolazo llevado a cabo en varias ciudades, en particular la CABA y Córdoba, demostró que no por imaginario el peligro dejaba de ser insostenible para un sector de la clase media acomodada.

Cuando nada de lo anunciado ocurrió, ya que no es el gobierno quien libera presos sino los tribunales, nuestros medios serios cantaron victoria: habían frenado nuevamente la invasión a Polonia.

El resultado no fue inocente, descomprimir áreas sobrepobladas como las cárceles es un imperativo de salud pública en época de pandemia, pero la furia ciudadana incentivada por los medios generó miedo entre los jueces, incluyendo a los de la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires que frenaron todas las excarcelaciones. Muchos deben pensar que el virus será frenado por las rejas de los penales.

Si hubiera un brote masivo en las prisiones, es probable que los mismos medios y ciudadanos que hoy denuncian las excarcelaciones, mañana se indignarán con los contagios y denunciarán al gobierno con el mismo ahínco.

Ocurre que La invasión a Polonia es un paradigma de funcionamiento capicúa.

Imagen: Jóvenes oficiales de La Cámpora planean La invasión a Polonia (cortesía Fundación LED para el desarrollo de la Fundación LED)

Dejar un comentario 4 Comments

  • claudio dice:

    Nunca olvidemos que Massa tuvo su propia “invasión a Polonia” impidiendo el sueño de la rerreleccion de Cristina.

  • Joaquín de Rosario dice:

    “Paciente ambulatoria de la Fundación Alfredo Casero para el tratamiento de la psiquis devastada por el kirchnerismo”. Quién fue al que se le ocurrió esta brillante analogía, jaja es excelente.
    Posta se acusó al gobierno de Cristina de invadir Polonia? En qué fecha fue aprox, porque no lo recuerdo. Seguramente lo hicieron, porque éstos tipos son capaces de eso y muchísimo más con tal de seguir atornillados a un “trono” imaginario. Defensores a ultranzas del monopolio mediático y comunicacional más grande que se haya visto.
    Cambiando de tema, mañana en el horario de ustedes me suscribo, soy estudiante de primer año, así que con parte de mi beca progresar voy a darles una mano, porque quiero seguir escuchándolos los viernes a la noche, por mucho tiempo más. Un abrazo!

    • Rinconete dice:

      Hola Joaquín, con el antikirchnerismo todo ea posible, incluso que acusaran a CFK de efectivamente querer invadir Polonia. En todo caso, bienvenidos los planes K que esclavizan a sus beneficiarios si sirven para apoyar la radio MAK! Un abrazo