Informe de la Semana (8N, la No Marcha y el diálogo)


¨Al final descubrimos
cuál era el viento de cola: la oposición.¨
Termina otra semana atípica durante
la cual Majul no escribió un nuevo libro sobre los Kirchner, Fernando Bravo no
volvió a llorar por la falta de conferencias de prensa y Marcos Aguinis no
comparó a La Cámpora con las juventudes hitlerianas.
Como hice las marquitas con un
marcador nacional, se me borraron y no
pude comprobar si el fascismo avanzó en
estos días. Voy a tener que llamar de nuevo a Tomás Abraham para preguntarle.
Una semana trepidante, en la que la
violencia de este gobierno polpotiano se ensañó nuevamente con quienes todavía
tienen el valor de enfrentarlo para exigir poder importar salmón y no tenerle
miedo al censista.
Miles y miles de personas (entre 2.000
según la Federal y 30 millones según Management & Fruit, cifra
que llegaría a los 45 millones proyectando indecisos) se organizaron de manera
espontánea el 8N para pedir diálogo, tolerancia, consenso,
democracia, respeto,  paz,  justicia y que se
vaya.
Una cifra que sorprendió a todos y
que podría superar incluso los 400.000 electores que apoyaron a la Mentalista
el año pasado, logrando casi igualar la marca de Altamira.
Sin el violento encuadramiento
partidario, los ciudadanos pudieron exigir libremente, junto a Broda, que la
Argentina respete sus compromisos y pague su deuda y, junto a Pino, que no la
pague. Que la Argentina no sea chavista y que lo sea, que prohiba la
megaminería y que garantice las inversiones privadas, que respete el
federalismo y también que eche a Insfrán e intervenga Formosa, que se instaure un sistema
parlamentarista o incluso una democracia directa sin políticos, pero que no se
toque la Constitución Nacional, que se le devuelva a Repsol las acciones de YPF
y también que se expropie el resto de las acciones, que se respete la independencia
de la Justicia y que el gobierno reemplace a estos jueces de cuarta por jueces
idóneos.
Los ciudadanos pudieron así pedir
diálogo y consenso además de que se haga lo que ellos exigen.
Nuestro Maestro de Luz
Elbosnio, el Sri Sri Ravi Shankar del kirchnerismo de salón propuso marchar en
apoyo a los que menos tienen: marchamos a favor de los “Sin
Votos”
.
Aunque, kirchnerista al
fin, nuestro Maestro también apoyó la No Marcha, cuya consigna de no ir a la
Plaza fue acatada por la enorme mayoría de los argentinos e incluso, de la
población mundial. Un éxito planetario tristemente ocultado por los medios
independientes.
También participamos
con nuestra ONG Indignados, para apoyar el diálogo y todo eso, pero también para
denunciar al Movimiento de Argentinos Indignados que nos plagia y cuyo fundador
Jorge Sonnanet se burla descaradamente de nosotros al explicar que su programa
de gobierno consiste “en indignarse”.
El 8N aprendimos que un
manifestante opositor va a la Plaza,
mientras que un manifestante oficialista es
llevado a la Plaza
. Una diferencia sutil que separa al hombre libre que puede
dejar el trabajo cuando quiere para ir a la Plaza en subte o en su propio auto,
del esclavo que necesita de su sindicato para hacerlo. 
También aprendimos que
las agresiones a periodistas prueban que éste es un gobierno violento que no
respeta la libertad de prensa, en especial cuando los agresores son opositores.
Vivimos otros momentos
de extrema violencia e intolerancia, como cuando algunos periodistas intentaron
entrevistar a los manifestantes. Una vil maniobra para ridiculizarlos.
Cynthia García
entrevistó en directo, pero dio su opinión. Algo realmente alejado del estilo
neutro al que el periodismo nos tiene habituados. Por su parte, el amigo Nico Lichtmaier hizo preguntas sin bajar línea, pero en ningún momento aceptó que
tuviera miedo de CFK, lo que demuestra su falta de objetividad.
“Le dan a la gente lo
que necesita y por eso los votan”
, explicó un manifestante, descubriendo el
siniestro plan del kirchnerismo para perpetuarse en el poder.
Algunos manifestantes
exigieron el fin de los planes e incluso de “los planeros”. Otros, más
moderados, sólo pidieron una contraprestación para otorgarlos. Es un pedido
razonable ya que quienes reciben planes deben algo mientras que quienes
recibimos subsidios no debemos nada. Es lo que se llama equidad.
Es terrible como el
gobierno no sólo persiste en esa permanente provocación de gobernar sino que obliga
a muchos librepensadores de izquierda a manifestar junto a Patio Bullrich,
Luisito Barrionuevo o los chicos PRO, para defender sus ideas.
Cómo la función de un
presidente es “tomar nota” de todos los reclamos ciudadanos, en particular aquellos
minoritarios, nuestra ONG “Pentateuco Para Todos” exige suplantar la
Constitución Nacional por el Levítico.
En todo caso, que el
gobierno no implemente la agenda opositora habla de su inocultable esencia
autoritaria ya que consenso verdadero es
cuando el oficialismo aporta los votos y la oposición, la agenda. El resto es
autoritarismo.
“Miles de argentinos
piden por una Argentina mejor”
nos explicó Horacito Rodriguez Larreta,
paracaidista húngaro.
Según TN la gente gritaba
que “si bien una cautelar no puede sustituir la solución de fondo, el artículo
161 es claramente anticonstitucional.”
El teledoctor Castro, inspirado por una manifestación tan pacífica, empezó valorando la
tolerancia y el diálogo y concluyó explicándole a CFK que todo lo que ha mostrado
hasta ahora “es necedad”. “Hay que escuchar a la gente”, repitió espontáneamente
junto al resto de los periodistas espontáneos de TN.
El drama es que en este
país ese consejo de sentido común es políticamente suicida. CFK, que no escucha
a la gente, sacó el 54% de los votos mientras que la Mentalista, que se la pasa
escuchándola, obtuvo un voto sub trosko del 1,8%. La Argentina es uno de los pocos
países del mundo en donde “la gente” es una minoría electoral.
Como escribe
Manolo, “hay un dato determinante e irresoluble para la derecha partidaria: en
esos barrios privilegiados vive sólo el 10 % de los votantes”.
Es posible que la
oposición considere por esta razón que si empezara a ganar votos, perdería el apoyo de la
gente. Eso explicaría su estrategia de los últimos 10 años.
Pino descubrió que la marcha “manifiesta un pedido genuino de distintas capas sociales
de la Argentina”.
 Si eso no es análisis político, yo soy mi tía Chola.
Por su lado, el
monobloque de Patio Bullrich fue Unido y Organizado. Un ejemplo de cohesión para el resto
de la oposición.
Pese al reclamo
ciudadano, la soberbia del gobierno persiste en negarse a aceptar su condición
de corrupto, chorro, autoritario, nazi, intolerante y violento. Así nos va.
Una negativa que no
pasó desapercibida al ojo atento e independiente de Morales Solá: “Ese país,
antes oculto por la fanfarria épica del oficialismo, apareció ayer con una
densidad y amplitud sin antecedente en la historia”.
En la MAK hubiéramos escrito, más modestamente, “sin antecedentes desde la caída de Constantinopla”, pero como es ya habitual, la realidad nos supera.
El notable operador
independiente también explicó que el kirchnerismo “perdió su predominio en las
redes sociales.” 
Sólo le queda el de las
urnas.
Muchos manifestantes sostuvieron
que “Argentina no es Venezuela”. Algunos, como una advertencia.
Otros, como un lamento.
Más allá de estatistas
y liberales, socialistas y conservadores, peronistas y gorilas, el lugar común
de los manifestantes pareció ser un relato de pureza ciudadana que enfrenta a una
cofradía de políticos tan inútiles como venales. Sólo un lunático creería que
por tener una acción de Techint, Paolo Rocca es “su empleado”, sin embargo
muchos caceroleros consideran que CFK lo es y que pueden decirle “lo que tiene
que hacer.”
“Una ensalada de
imposible solución política”
, según el amigo Fede Vazquez. Imposibilidad que
debería preocupar a la oposición, en el improbable caso de querer encuadrar el
reclamo, aunque todos sabemos que la nuestra es una oposición apolítica sin
fines electorales.
“La irreconciliable
antinomia entre lo político como manipulación y lo espontáneo como expresión
pura de la voluntad de ¨la gente¨ (…) un ánimo de sospecha respecto de la política”
, escribe el amigo
Mocca.
El gobierno, además de
enviar agentes a entrevistar a los manifestantes y difundir sus consignas para
ridiculizarlos, hizo circular la foto de un encuentro opositor con el único fin
de avergonzar a sus partidarios. Ya no hay códigos.
El alma de niño de Tumini
que le impide tolerar una alianza con CFK, le permite una con Prat Gay. Ocurre
que Tumini dejó de apoyar al FPV porque el FPV decía ser de izquierda pero en
realidad era de derecha, mientras que Prat Gay no cae en esa insoportable contradicción.
Además de plantar a
Tognoli y a Binner, CFK lo plantó a Tumini.
Para que no decaiga el interés ciudadano sobre los siniestros proyectos fantasma del gobierno, Binner declaró
que “La reforma constitucional no es solamente un trascendido”. El trascendido
sería él, confesó luego, en estricto off the record.
El Mormón de Rafaela
explicó también que la oposición debe unirse “por afinidades políticas y
programáticas”.
Una propuesta notable que supera con creces el petitorio
contra una reforma que nadie conoce e incluso la Multisectorial de Muchos
Sectores lanzada por Ricardito.
Sobre Ricardito, La
Nación escribió: “Para Alfonsín, el 8N terminará beneficiando a Scioli”. El hijo
de Don Raúl tiene la ambición de un hamster. Es Fredo Corleone,
forzado a decir que es Michael.
Terragno sostiene que
este es un “gobierno autoritario”. La certeza de nunca volver a dirigir el
Estado genera una gran liviandad y una generosa libertad de palabra.
Lamentablemente, como el
pueblo suele ser víctima del clientelismo de los buenos
gobiernos, Terragno parece condenado a esa libertad de palabra.
Rico considera que este
gobierno es marxista mientras Pitrola sabe que en realidad es neoliberal.
Tenemos todos los microclimas como dice el amigo Escriba.
Luego de casi 10 años
de apoyar al kirchnerismo, Moyano descubrió que es soberbio. Debe ser un golpe
rudo para alguien sensible como él.
Para la ex presentadora
Silvana Giudici la gente no puede “expresarse sin temor”. No quiero imaginar lo
que sería si pudiera.
Para no dejar que la
magia y el buen humor decaigan, 107 diputados firmaron un documento en defensa
de la Constitución, rechazando la posibilidad de reforma que esa misma
Constitución prevé. Parece una joda de la MAK.
Para apartar cualquier
riesgo de reforma, deberían eliminar el artículo 30 de la Constitución, que
justamente permite su reforma. Pero para eso deberían reformarla…
En el fondo, para la
UCR y el FAP nada debe cambiar, sólo el gobierno.
Pero no debemos descalificar
a la oposición, es nuestra mejor carta para 2015.
“El peronismo es
un río subterráneo que puede desbordar”
. Luego de fracasar como político
opositor y como lobbysta, Alberto Fernández ha decidido fracasar también como
aforista. Si CFK no fuera tan soberbia aprendería de él a ser
kirchnerista y de Julio Bárbaro a liderar las masas. Pero qué querés.
Exigir que Mauricio se
haga cargo de algo es parte de esa forma violenta de hacer política que
Mauricio tanto critica.
Esta semana escuchamos
a varios políticos que nunca hubieran implementado la AUH, quejándose porque no
es suficiente. Otro de los Milagros Kirchneristas.
Por suerte, la nueva
política de gestión sin crispación sigue adelante en la CABA, resolviendo día a
día los problemas de los vecinos, lejos de los relatos mentirosos del gobierno
nacional. 

Durante la semana supimos que la policía metropolitana apresó a un
buque pesquero ruso en aguas territoriales de Belgrano mientras Mauricio
inauguraba una nueva terminal fluvial en Cabildo y Juramento. “Se podrá ir
de Belgrano a Colonia en menos de una hora”
, explicó el Jefe de Gobierno.

Otro de los grandes proyectos del PRO aún no anunciados, sería transformar a la CABA en unos pocos millones de años y gracias a la basura acumulada en sus calles, en una gran cuenca petrolífera.

Lo cierto es que
mientras los desastres en los distritos opositores son causados por la lluvia y
el viento, en los distritos K, la causa es la impericia y el clientelismo
Algunos oficialistas
quisieron ocultar esos logros explicando que si 9 años de kirchnerismo deberían
ser suficientes para resolver los problemas del país, 5 años de PRO deberían
alcanzar para resolver los de la CABA. Pero todos sabemos que una cosa no
tiene nada que ver con la otra.
Otros oficialistas
buscaron ocultar los logros de la nueva política de gestión sin crispación,
acusando a Gaby Michetti de discriminar a las parejas homosexuales que buscan adoptar.
Nada es más falso. Al contrario, Gaby odia tanto las discriminaciones que
padecen las minorías que preferiría que todos seamos normales, justamente para evitarlas.
Pero de lo que nadie
duda es que hasta tanto la oposición no encuentre un proyecto alternativo, CFK
debería dar un paso al costado y esperarla.
Gracias a Dios, no sólo
hay opositores independientes, sino también economistas que lo son.
No como Miguel Bein,
que cooptado por el gobierno declaró: “El salario real, que desde 2006 no
aumentaba volvió a un sendreo de recuperación a partir de 2010 que se sostuvo
en 2011”
, sino más bien como esos economistas independientes que descubren
que el kirchnerismo no sólo no genera ahorros sino que, además, los dilapida.
En todo caso, si
empieza a haber cortes de luz e inflación desbocada, el gobierno debería
pedirle ayuda a la UCR. En eso tiene mucha experiencia.
Miguel Braun, de la
Fundación Pensar, recuerda a Néstor como un moderado. Otro de los Milagros
Kirchneristas
.
Desde hace años, el
kirchnerismo es para la oposición un pasado virtuoso, un presente violento y un
futuro apocalíptico. Falta poco para que Miguel Braun y sus amigos recuerden al
primer gobierno de CFK como dialoguista y tolerante.
Durante la semana
asistimos a la lucha desigual de los periodistas independientes contra el ogro
kirchnerista.
Lanata, por ejemplo,
investigó y descubrió que en uno de los Embraer de Aerolíneas, en el asiento 20
A, había un resto de barrita de cereal. También nos contó que, al reconocerlo,
una azafata de La Cámpora se ensañó con él y le prohibió fumar en el avión. La
SIP prepara una declaración al respecto.
En todo caso, si Lanata
es lo más temible que tienen del otro lado, deberíamos empezar a habituarnos a
la idea de un imperio kirchnerista.
Ni siquiera la
muchedumbre del 8N logró sacarle una sonrisa a Adrián Ventura. Es un muchacho que
no vino al mundo a ser feliz, ya que nació con cara de domingo a la tarde.
La mayor parte de los
medios sienten que no hay libertad de prensa y lo denuncian con libertad. Es
una sana contradicción.
Con respecto a la falta
de libertad de prensa, la imagen de CFK debería caer estrepitosamente de acá al
7D. Según Management & Fruit, ya mide menos que Yiya Murano.
Todos tememos esa
terrible fecha del 7D, ya que sabemos como Sabbatella, estalinista cruel,
lanzará la colectivización de la economía a través de Kolkozes ideados por
Hal y financiados con la plata de los jubilados. Pero nada sabíamos
del siniestro plan de La Cámpora, descubierto por La Nación: Se
ha echado a correr la idea de que los integrantes de esta organización no sólo
tienen como propósito copar buena parte de los cargos decisivos de la
administración pública, sino también desenvolver un plan de acción tendiente a
implantar el socialismo entre nosotros”. 
Para pensar.
Durante la semana nos
volvimos a preguntar si Tenembaum volvió a tener miedo de que el gobierno no lo
deje tener miedo o ya logró tener miedo sin miedo. La verdad es que el del
miedo no es un tema sencillo. Tenembaum tiene miedo de tener miedo, Guillermo
Lobo dice que miedo no hay y Fernando Bravo llora.
En los ’90 Tenembaum se
sentía Bob Woodward y era el yerno ideal para cualquier señora progre. Hoy
sufre de indignaciones de peluquería. Es por eso que en su honor, la MAK propone
elegir cada semana la mejor “Indignación de Peluquería”. Será una manera de
ayudar a las nuevas generaciones e impulsar nuevos talentos.
Esta semana tampoco
volvimos a escuchar preocupaciones referidas a la megaminería y sus
devastadoras consecuencias. Es notable como desde que la Barrick Gold anuncia
en los medios, los medios han dejado de hablar de la Barrick Gold. CFK debería inspirarse
de eso.
Ari Paluch explicó que
no es legítimo que alguien que recibe algún beneficio del gobierno hable bien
de él. Combustible espiritual y mental.
Fue también una semana generosa
en declaraciones de intelectuales independientes.
Luis Gregorich, otra víctima
del kirchnerismo, propuso una idea realmente notable, la “unidad opositora”. 
Deberíamos editar el
Compendio Político Argentino de Propuestas de Acuerdos Programáticos y Unidad Opositora.
Con prólogo de Terragno, claro.
¿Qué pacto más
específico que la propia Constitución podrían acordar troskos, peronistas,
radicales, mentalistas, socialistas y conservadores?
“En países como el
nuestro, con el sistema político tomado por burócratas y adulones”,

escribe Gargarella, otra terrible víctima del kirchnerismo. El descubridor del
pueblo kelper, se lanza en el generoso nicho de la indignación de peluquería.

Sarlo, por su lado,
compara una piña a un periodista con la chicana del Cuervo Larroque al FAP.
Todo es lo mismo si abandonamos la Casa de la Pradera. Sarlo, una de las más
reflexivas intelectuales opositoras, no logra atravesar el muro del
Intencionalismo.
Caparrós opina que es
difícil entender los reclamos de la marcha por ser, entre otras cosas, lugares
comunes, antes de aportar los suyos: “que los sindicalistas se pelean por la
guita, que los empresarios se pelean por la guita”.
El indignado amigo Novaro
nos dice que se termina la hegemonía kirchnerista mientras señala que los enemigos
del kirchnerismo vienen de “adentro”, algo propio de la hegemonía…

La pereza de nuestros intelectuales opositores, eternos adolescentes. Todo es igual, todo es lo mismo, nada cambia, así nos va y otros vapores.

En todo caso, no
debemos olvidar que acordar con propuestas opositoras es consenso mientras que
acordar con propuestas oficialistas es hegemonía.
Lo cierto es que, más allá de chicanas e ironías, deberíamos dejar de pelearnos entre nosotros y seguir el ejemplo de España, que
no conoce de divisiones: el electorado descree tanto del PP como del PSOE.
Esta semana supimos que
Petraeus, Director de la CIA, cayó como Al Capone. Por un descuido.
Y también supimos que no
se invadirá Siria antes de decidir si se la transformará en república liberal
como Irak o democracia parlamentaria, como Afganistán. Es una gran noticia.
Por
culpa de este gobierno, afuera se nos cagan de risa y gracias a la oposición,
nos cagamos de risa adentro.



Foto: En su oficina de la Casa de Gobierno “Néstor Carlos Kirchner”, Zannini corrige el último Informe de la Semana. En el fondo, un miliciano de La Cámpora presenta el nuevo dispositivo para interferir la señal de TN, fabricado por el INVAP con la plata de los jubilados (cortesía Secretaría de Propaganda y Protección Doctrinaria).